World Heroes

Complicada operación de rescate (II)

Como todos sabéis durante más de dos semanas se ha coordinado una operación de rescate de unos niños atrapados en una cueva de Tailandia. En el post de hace un mes os contábamos cómo los niños se quedaron atrapados dentro de la cueva junto a las posibles soluciones para que el rescate se convirtiera un éxito. Os prometimos contar como el rescate acababa bien y a continuación lo sabréis.

Nuestro post acabó explicado las diferentes vías que podían tomar los equipos de rescate para salvar la vida de las personas atrapadas. Habían opciones difíciles como la que los niños salieran buceando o fáciles aunque complicadas como abrir un agujero en la roca para poder sacar a los afectados. Por suerte, durante todos los días los niños estaban en contacto directo con sus familiares gracias a la tecnología como móviles o tablets mientas que su estado médico era excelente. Cada día los niños recibían visitas de médicos o buzos de los SEAL que intentaban hacer que la cueva fuera un lugar más cómodo. Un par de días antes que empezara el rescate se produjeron dos hechos; uno bastante bueno y otro trágico.

El peor momento de todo el rescate se produjo cuando los submarinistas estaban preparando la salida de los niños; cubriendo la cueva con bombonas de oxígeno. Esta parte de la operación la hicieron los SEAL de Tailandia junto a buzos especializados en rescates. Uno de ellos, Saman Kunan se perdió en la cueva durante la operación y al quedarse sin oxígeno no pudo mantenerse con vida. El golpe para los equipos de emergencia fue devastador debido a que él era un buzo con una larga experiencia en operaciones complicadas.

La buena noticia fue que el exitoso empresario americano, Elon Musk ofreció ayuda. Observando las dificultades de dicha operación no dudó en ofrecer a sus mejores ingenieros a la causa. Pensó en crear un tubo hinchable por donde pudieran pasar los niños aunque esa idea llegó demasiado tarde. Ellos también idearon un pequeño tubo metálico donde los niños que no supieran bucear pudieran ponerse dentro y estar seguros.

En clave española también tenemos un héroe que participó en el rescate. Él es Fernando Raigal, un buzo especializado que reside en Tailandia y no dudó en ir en ayuda de los niños.

Los equipos de emergencia estaban en alerta porque se esperaban lluvias fuertes a los pocos días, así que tuvieron de decidirse rápido. Optaron por sacarlos buceando, cada niño iba acompañado de dos buzos y estos iban parando en diferentes zonas para cambiar las bombonas de oxígeno. El rescate duró cerca de 18 horas. Finalmente, el último en salir fue el entrenador de los niños. Una vez en la selva, fueron enviados a un hospital cercano para evaluar su estado y así ultimar su recuperación.

Los niños salieron del hospital durante el día 18 de julio con destino a sus hogares. Algunos equipos e instituciones han invitado a los niños a diferentes eventos para felicitarlos por aguantar en unas condiciones tan duras y durante tanto tiempo. Además que la salida de la cueva escondía muchas trampas. Para World Heroes los verdaderos héroes de esta historia son los equipos de rescate y buzos especializados que participaron. La gran mayoría de ellos se jugaron la vida para salvarlos.

¿Vosotros que opináis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *